Blue Valley es un centro educativo privado bilingüe con un currículo norteamericano e internacional enraizado en la cultura local, destacando además la calidad del programa de español.

Nuestro preescolar (niños de tres y medio a cinco y medio años) inicia a los estudiantes en su educación formal con el sistema Montessori pues su filosofía sobre educación y formación concuerda con la nuestra. La Dra. María Montessori consideraba que los niños aprenden mejor cuando hacen las cosas por sí mismos y no cuando aceptan pasivamente las ideas y el conocimiento preexistente de los mayores. Con la certeza de que los niños pequeños tienen un potencial mayor del que los educadores perciben, ella propuso desarrollarlo enseñando a los niños a través de su interés natural en explorar el mundo. Es un enfoque diseñado para ajustarse a las habilidades individuales y únicas de cada niño. Sus técnicas de enseñanza, que aún conservan materiales diseñados por ella misma, se utilizan actualmente en aulas publicas y privadas alrededor del mundo, con tal éxito que suelen llamarlo “la doctrina Montessori”.

El método Montessori reconoce los “periodos sensibles” en un niño – especialmente de los tres a los seis años de edad –cuando puede absorber información del medio ambiente trabajando con materiales concretos. Hay un “periodo sensible” para todo lo que los niños deben aprender con el fin de convertirse en estudiantes responsables y emprendedores, competentes en todas las áreas de la vida. El aula Montessori estimula este apetito natural del niño al ofrecer materiales apropiados para su edad que satisfagan su intenso deseo por el conocimiento. Un niño que adquiere de manera natural el sentido del orden, la concentración y la coordinación, las destrezas básicas de lectura y matemática, y el interés por las ciencias y la geografía, tiene la ventaja de comenzar su educación sin presión, aburrimiento ni desaliento. Al perseguir su propio interés en un aula Montessori desde una corta edad gana un entusiasmo temprano por el aprendizaje que es clave para convertirse en un adulto cabal.

El ambiente Montessori promueve la autoestima, estimula la motivación fundamental, la actividad espontánea y la autoeducación. Una educación Montessori enseña al niño a respetarse a sí mismo, a los demás y al ambiente. Este método permite a cada niño la posibilidad de obtener una buena imagen personal para poder sentirse independiente y seguro de sí mismo. La motivación fundamental de una educación Montessori es la de guiar al niño para que crezca en conocimiento y fuerza como una persona completa, además de adquirir destrezas prácticas y entendimiento para determinar sus éxitos en su vida futura.

We Are Here!

Blue Valley School

  • (+506) 2215-2204